martes, 17 de noviembre de 2009

No me golpee. Soy Blogger



Voy a contar una historia real, sucedida en una país cualquiera, dónde los derechos humanos se pisotean a diario en aras de la libertad?. Una persona cualquiera a la que no se le permite circular libremente, ni expresarse libremente. Sus armas un ordenador, una capacidad para discernir la imposición de la libertad de elección y la valentía de enfrentarse y vivir el día a día  de una dictadura.
Un buen día intenta sumarse a una manifestación contra la violencia, unos sicarios la introducen en un coche, la llenan de golpes y luego la abandonan en cualquier calle dolorida, llena de rabia e impotencia.
Los testigos mudos del acto no hacen nada, saben que no pueden, el poder represor impide cualquier acto de rebelión.
Los médicos que la atienden no elaboran parte de lesiones, saben perfectamente que hacer en estos casos, bien porque pertenecen al poder fascista, bien por miedo.
Ella si tiene miedo, pero no se deja doblegar. Su casa es vigilada constantemente, sus movimientos también.Piensa en su hijo, su familia y por su cabeza pasa:
 "Tengo mis dudas si algún día veré bajar el telón y podré salir viva del cine".
Esta es la historia vivida estos días por Yoaní, autora del blog Generación Y. Leer aquí, aquí y aquí.


Si esto pasase en  una dictadura de derechas, el mundo entero estaría manifestándose, lanzando consignas contra el dictador.
Pero no es así, esto sucede en Cuba, donde permanece una dictadura socialista mas de 50 años, dónde poco o nada se sabía hasta ahora del abuso de poder y el sometimiento que se ejerce sobre la población.
Internet rompe fronteras,  acerca los mundos, por mucho que se intente reprimir, censurar su uso, la red es un lugar que no entiende de represión.


LLevo algún tiempo leyendo a Yoani, Pablo Pacheco (en prisión) y a muchos cubanos que escriben venciendo el miedo, asomándose a una ventana de libertad que es internet. Muchos no tienen medios para escribir desde Cuba, pasan los post telefónicamente, contactan con personas dispuestas ayudarles para que se sepa la realidad de esa mal llamada revolución Cubana, que ha quedado obsoleta en el tiempo y de la que ya sólo queda la poesía de quien quiere cerrar los ojos a la realidad, y sigue poniendo a Cuba como  estandarte de la no doblegación ante el imperialismo. Aunque todo eso ya sólo sea una mentira que oculta sólo y llanamente lo que Cuba es: UNA DICTADURA.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Él puede parecer un idiota y actuar como un idiota.Pero no se deje engañar,
es realmente un idiota

Pásate por EL VIERNES y tómatelo con humor

Yo busco por tí