jueves, 7 de octubre de 2010

Una de Romanos

Hace unos meses ayudaba a mi peque a comprender la caída del Imperio Romano. Con una visión muy resumida para alumnos de 1º de la Eso, la editorial contaba como el Imperio se había debilitado por las ansias de poder de sus jefes, el gasto público que los había dejado extenuados, gasto invertido en Ejército y  opulencia del poder absoluto del Emperador y sus Consejeros. Para solucionar el problema se subieron los impuestos, con lo que los campesinos, la plebe, dejaron de comprar a los artesanos y vendedores varios. Como consecuencia los artesanos no podían cumplir con sus obligaciones de dar al César. Al recaudar menos, la solución pasó por subir de nuevo los tributos, lo que origina el descontento y la rebelión de  la plebe.
Esta debilidad la aprovechan los Bárbaros para comenzar la invasión de Roma y el declive del Imperio.

Máma, creo que falta muy poco para ser invadidos por los Bárbaros

2 comentarios:

Él puede parecer un idiota y actuar como un idiota.Pero no se deje engañar,
es realmente un idiota

Pásate por EL VIERNES y tómatelo con humor

Yo busco por tí